Frank D´Nicar y su poesía

Una poesía hacía el mundo.

El mirar de las flores

Quiero contarte lo que dijo un quiebra plata. Estaba emitiendo destellos con sus luces preciosas como tu mirada.

Volando sobre los pastos verdes. Gritaba a las flores, ustedes sois el silencio de la belleza y la inspiración de una mujer preciosa; sois la avaricia de un ser enamorado que se inclina para veros.

Sus pétalos son como las pestañas de los ojos, y decoran la mirada de la mujer admirada por el marinero. Sois como pueden ser, lindas en el día y soberanas en la noche.

Querré ser les a vosotras las mas respetadas bailarinas de la mañana, vestidas de colores que se aman. Sois como las hadas que no hablan en el día, pero si cantan con su belleza en la noche.

Algún día me veréis, y me diréis eres tu quien busca la mirada de la mujer que se resiste a tus oraciones de mancebo. Eres tu quien desea la mirada de aquella que se resiste a contestar tu amor por la mañana.

No llores de nostalgia, mas busca en su silencio el amor que de un gemido pocas veces ella intenta contestar tu sentimiento entero.

Frank D’Nicar


Leave a Reply