Frank D´Nicar y su poesía

Una poesía hacía el mundo.

Naturaleza Muerta


Ave rapaz ropa impermeable de carne sedienta.
Ojos lúcidos flamantes agudos mirando el suelo,
Como a las serpientes venenosas que cazas,
No temas a los seres que dominamos el monte,
Los que cazan los renos y los altos elefantes,
A los avernos felinos veloces y las hienas macabras.

Somos tan penosos que ya el entero mar sucumbe
Y los peces no nos piden piedad porque no hablan.
Hemos desaparecido sirenas y quien sabe que mas,
Mientras seamos protervos ignoraremos lo malo,
Lo que siempre somos una especie vaga y azora,
Que va por el mundo creando confusiones batas.

Yo me apeno de mi mismo cuando lo miro todo.
Cuando voy por la pradera y no veo más nada,
sin colores del campo arte de flores al pasado,
O que los árboles son troncos del paisaje perdido.
donde los cenzontles no trinan al unísono viento,
Porque todo es hablar en desierto confundido.

Ya van llorando las malvas lagrimas de sangre,
en las rocas emergidas donde estaban los olivos.
Y no llueve en la tundra las claras gotas divinas,
Que mandan las claras del cielo en el viento,
A refrescar los serenas callanas dunas de arena
Que apagarían los ojos de lo invisibles beduinos.

Frank D´Nicar


Leave a Reply